Header Ads

Comunidad vinculada a la iniciativa de Conservación de Especies Amenazada se capacita en regeneración del Queule

La actividad, de carácter teórico-práctico, entregó a los asistentes los conceptos y métodos necesarios para la protección de la especie endémica en peligro de extinción. 

Miembros de la Red Comunal del Queule conocieron el trabajo de conservación para el Queule que se desarrolla en el Vivero Regeneración de la organización Huertas al Deo, ubicado en Pelluhue, Región del Maule.
La jornada de capacitación en educación ambiental, fue organizada por el equipo de la iniciativa de Especies Amenazadas impulsado por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) y ejecutada por el Ministerio del Medio Ambiente (MMA), y que cuenta con apoyo financiero del Fondo para el Medio Ambiente Mundial (GEF). 
El objetivo de la actividad fue traspasar distintos conocimientos sobre el manejo de los recursos naturales, agroecología y la propagación del Queule a los asistentes, actores relevantes para la conservación de esta especie endémica en peligro de extinción.
En la oportunidad, el Seremi de Medio Ambiente de la Región del Biobío, Mario Delannays, agradeció a los asistentes el interés en materia de conservación del Queule y resaltó la necesidad de “seguir avanzando en la entrega de conocimientos tendientes a mejorar el cuidado de la especie”.
El vivero de regeneración, según la coordinadora de la iniciativa de Conservación de Especies Amenazadas, Fabiola Lara, es un espacio que tiene como foco principal la educación ambiental dirigida a pequeños agricultores y productores de diversos rubros que involucren el uso de recursos naturales y el manejo de los ecosistemas. “Busca entregar herramientas y conocimientos que permitan integrar los procesos productivos con temáticas de conservación, restauración y regeneración de ecosistemas”. 
A su vez, el profesional del Proyecto Especies Amenazadas  cargo de la especie Queule, Pablo Azua, indicó que se eligió este vivero por “su filosofía de mirar el territorio a nivel de paisaje, revalidando los métodos productivos como una herramienta que permita generar e impulsar los procesos de restauración de ecosistemas degradados”. La actividad, enfatizó, se enfocó en entregar los conocimientos básicos de sucesión ecológica, restablecimiento de los servicios ambientales a los actores clave de la comunidad local vinculada a la iniciativa y generar un espacio de encuentro de conocimientos entre los que participaron. 
Para Elizabeth Domínguez, dueña de predio piloto de Tomé, donde la iniciativa de Conservación de Especies Amenazadas está trabajando, la jornada de capacitación le resultó bastante provechosa, ya que en ella conoció nuevas técnicas y formas de trabajar su predio, poniendo el acento en la conservación del ecosistema. “Todo lo aprendido ya lo comencé a poner en práctica en mi terreno. Además, en la visita quienes participamos de ella nos conocimos y compartimos experiencias y conocimientos”.


Con la tecnología de Blogger.