Header Ads

Libelo contaría con las firmas necesarias Experto en historia de las instituciones advierte negativos efectos de presentar una acusación constitucional al Presidente

El historiador y Director del Departamento de Ciencias del Derecho de la Usach, Cristóbal García-Huidobro, sostiene que una acción como la que han promovido sectores de la oposición contra el Mandatario Sebastián Piñera puede “hipotecar” la imagen de estabilidad institucional del país en el concierto Latinoamericano. “Puede haber un frenazo en la inversión”, señala.

Parlamentarios del Frente Amplio y el Partido Comunista han manifestado la intención de presentar una acusación constitucional contra del Presidente de la República, Sebastián Piñera. La acción busca responsabilizar al Mandatario frente a las denuncias por violaciones a los Derechos Humanos durante el estado de Emergencia y toques de queda decretados en 13 de las 16 regiones del país.

Para el experto en historia de las instituciones políticas y académico de la Facultad de Derecho de  la Universidad de Santiago, Cristóbal García-Huidobro, no se ha registrado ningún otro caso en la historia de Chile en que un Presidente haya sido acusado constitucionalmente. Por eso, considera que el solo hecho de presentar la acción podría traer negativos efectos para la imagen del país.
“Presentar la acusación sería más dañino que beneficioso para Chile, porque implica que el único país en América Latina que había demostrado estabilidad institucional la está perdiendo”, afirma el historiador. “El único país en Sudamérica donde no había grandes atisbos de inestabilidad hipotecaría ese capital y las consecuencias son inestimables”, insiste.
El Director del Departamento de Ciencias del Derecho de la Usach reconoce que la acusación, en caso de presentarse, tiene pocas probabilidades de lograr la destitución del Mandatario, debido a los altos quórums que exige para cursarse con éxito. Sin embargo, advierte que el mal escenario económico se puede agudizar con esto. “Puede haber un frenazo en la inversión, porque no existe estabilidad ya que las reglas del juego pueden ser cambiadas en cualquier momento”, señala.

“A Chile le ha costado muchísimo institucionalizarse como corresponde y aprender de sus errores. El proceso legislativo puede ser muy lento y frustrante, pero si no confiamos en las instituciones, no hay nada que nos proteja de la anarquía y la autotutela”, enfatiza. “Acusar al Presidente de la República para destituirlo solo provocaría inestabilidad”, sintetiza.
Con la tecnología de Blogger.