Header Ads

Senadora Rincón y concejal Bravo piden ayuda por crisis sanitaria en Villa Las Conchas de Llico

De acuerdo a análisis efectuado por la Universidad de Talca, agua que consumen más de 40 familias presenta contaminación por coliformes fecales y Escherichia Coli. “Solicitamos que la autoridad sanitaria se pronuncie sobre esta realidad y así iniciar el proceso que permita que esta parte de la región cuente con lo más básico que es el agua potable”, precisaron 
Coliformes fecales muy por sobre norma nacional y presencia de la peligrosa bacteria Escherichia Coli. Esas son las características del agua que consumen más de 40 familias de la Villa Las Conchas en Llico, Vichuquén, y que llevaron a la Senadora por el Maule, Ximena Rincón, y al concejal de esa comuna, Ernesto Bravo, a pedir la intervención de la autoridad sanitaria. 
“Necesitamos que la Secretaría Regional Ministerial de Salud se pronuncie sobre la realidad que viven estas familias de Llico y así iniciar el proceso que permita que esta parte de la región cuente con lo más básico para una persona, que es el agua potable”, precisaron la parlamentaria y el edil. 
Las autoridades explicaron que el comité de agua potable de la Villa Las Conchas no es parte de la red que cuenta con la asesoría y apoyo de la Dirección de Obras Hidráulicas, por lo que sólo posee reconocimiento municipal. “En esas condiciones sus recursos son limitados y es necesario evaluar cómo ayudarlos para mejorar de manera integral el servicio”, puntualizaron. 
Para la Senadora, lo más complejo en este momento es que de acuerdo a análisis efectuados por el Laboratorio de Microbiología de Alimentos y Aguas de la Universidad de Talca, el agua que consumen los vecinos ni siquiera cumple con los requisitos para riego, lo que expone a estas familias a diversos tipos de patologías y, obviamente, les impide prevenir el COVID 19 mediante el lavado frecuente de manos. 
De hecho, el propio concejal Bravo, quien fue uno de los gestores de este comité hace ya varios años, hoy se coordina con los vecinos para abastecerlos de agua potable durante tres días a la semana. 

“Este comité y su pequeña planta necesitan ayuda. Por eso pedimos como primer paso que la autoridad sanitaria realice los análisis de la calidad del agua y adopte las medidas necesarias, las que servirán de base para iniciar un proceso integral de mejoramiento. Aquí nuestros vecinos y vecinas de la Villa Las Conchas vive una emergencia sanitaria y debe enfrentarse con unidad entre los diversos estamentos del sector público. Lo importante es que el tema se solucione”, concluyó.
Con la tecnología de Blogger.