Header Ads

Senadora Rincón “Crisis ambiental en Quintero y Puchuncaví no se soluciona sola, se necesitan medidas”

Lamentó que el tema de la zona de sacrificio se abordé sólo cuando las intoxicaciones se hacen evidentes. “La crisis es permanente y requiere una nueva institucionalidad, con atribuciones y capacidades que hoy no están. Esto, mientras la gente muere lentamente”, señaló la parlamentaria
La necesidad de que haya un trabajo permanente y sistemático para enfrentar la crisis ambiental permanente que viven zonas de sacrificio como la de Quintero y Puchuncaví, manifestó la Senadora y precandidata presidencial del Partido Demócrata Cristiano, PDC, Ximena Rincón, quien lamentó el hecho que la institucionalidad se mueva sólo cuando las intoxicaciones son evidentes y se saturan los centros asisteciales con vecinos y vecinas afectados. “La crisis es permanente y, lamentablementem, no se va a solucionar con la institucionalidad que hoy tenemos. Se requiere una nueva institucionalidad, con atribuciones y capacidades que hoy no están. Esto, mientras la gente muere lentamente y no hay ni responsables ni menos soluciones para la zona de sacrificio”, precisó la legisladora. Añadió que a dos años de la última crisis visible en Quintero-Puchuncaví, ni siquiera los dictámenes judiciales se han cumplido y “el país funciona como si nada pasara, como si el problema en esta zona de sacrifio estuviese solucionado”. Para la parlamentaria, uno de los problemas centrales es que en Chile carece de una normativa ambiental para compuestos orgánicos volátiles, lo que impide mediciones permanentes y contar con registros de estos compuestos en el aire y establecer el riesgo de toxicidad para los vecinos. “En dos años no hemos tenido avances en esta material. No está en las prioridades ambientales de este Gobierno”, precisó. Asimismo, Ximena Rincón lamentó que el Ministerio de Medio Ambiente no avance en la revisión de normas para contaminantes respirables, fundamental para enfrentar la problemática de Quintero y Puchuncaví, pues podría controlar de mejor forma las emisiones de termoeléctricas y fundiciones. “No es posible que dos años después de tener la mayor intoxicación masiva que recuerde el país, los procesos sancionatorios no hayan sido concluyentes respecto a las causas ¿Qué le decimos a los vecinos? ¿Cómo le garantizamos que no va a volver a ocurrir? La tragedia de esta zona de sacrificio debe concluir y para ello llamo al Gobierno a que asuma el liderazgo, porque claramente en dos años no se ha notado”, concluyó.
Con la tecnología de Blogger.