Header Ads

EMPRENDEDOR VERSUS EMPRESARIO, TÉNGALO PRESENTE….

No es una carrera, no es una profesión, no es una ocupación ni un título técnico o profesional. Es un estilo de vida o una filosofía de vida que consiste en ver tu entorno con una mirada crítica detectando oportunidades donde el resto solo ve problemas y ofreciendo soluciones donde el resto solo es capaz de ofrecer quejas. Actualmente existen diversos tipos de emprendedores, no solo los emprendedores económicos que desarrollan negocios, también hay emprendedores sociales, culturales, políticos, entre otros; también pueden existir mezclas de diferentes tipos de emprendedores, como los que están de moda; los emprendedores B. Las confusiones más comunes que suelo ver son el uso emprendedor como “sinónimo más canchero” de empresario y es ahí donde debemos tener claro las diferencias entre ambos. El emprendedor está más vinculado con explorar y desarrollar soluciones o modelos de negocios partiendo de la nada o en entornos de mucha incertidumbre. A diferencia del empresario que está más vinculado a explotar y administrar modelos de negocios o soluciones bajo los principios de eficiencia y reducción de la incertidumbre. Claramente las habilidades y mentalidades necesarias para ambos roles son diferentes, sin embargo, no significa que no puedan ser una persona y no pueda ser buena en ambos roles, pero si son muy poco comunes dichos perfiles “ambidiestros”. ¿Por qué es importante saberlo? Porque conocer tus debilidades, tus fortalezas, actitudes, aptitudes, expectativas y alinearlas te ahorrará mucho tiempo, dinero y frustraciones para alcanzar tus objetivos en la vida. Esto explica por qué muchos emprendedores fundadores renuncian a (o “los renuncian de”) la conducción de sus empresas en un momento dado, cediendo la dirección a un no-fundador o incluso vendiendo gran parte de su participación y dedicándose a un nuevo proyecto. Augusto J. Leiva Garcinuño Ingeniero Comercial - Emprendedor - Magister en Liderazgo
Con la tecnología de Blogger.