Header Ads

Ximena Rincón, Waldo Alfaro y Claudia Aravena Linares: Denuncian falsificación de documento en respuesta de municipio a Contraloría

Senadora, candidato a alcalde y concejala, pidieron que Consejo de Defensa del Estado lleve el caso a la justicia. “Se comprobó que certificado que acreditaba donación fue falsificado, usando dirección de un terminal de buses y el nombre de un empresario, sin su consentimiento. Cada día la gestión municipal cae más bajo”, sostuvieron
Inaceptable, pero previsible en una administración municipal que cada día cae más bajo. Así calificaron la Senadora por el Maule, Ximena Rincón, y los candidatos a alcalde y concejala de Linares, Waldo Alfaro y Claudia Aravena, respectivamente, el pronunciamiento de Contraloría, que establece que en el gobierno comunal se falsificó un certificado de donación para ocultar la compra por más de 50 millones de pesos de dos letreros, por lo que puso los antecedentes en manos de la Fiscalía. “Ante la comprobación de que se trata de un delito y que hay involucrados importantes recursos públicos, la Contraloría puso los antecedentes a disposición de la Fiscalía, que esperamos actúe con prontitud. Sin embargo cuando se defrauda la fe pública y se involucran recursos que no llegan a quienes hoy lo necesitan, se hace necesario que actúe el Consejo de Defensa del Estado”, precisó la Senadora por el Maule. Agregó que quedó claramente establecido que no hubo donación de una empresa, que el certificado estaba falsificado, que se usó como dirección la de un terminal de buses y se usó, sin consentimiento el nombre de un empresario, para simular una donación que no es tal. En este sentido, el candidato a alcalde de Linares, Waldo Alfaro, recalcó la necesidad de abrir a escrutinio público la gestión del municipio local y que se establezcan responsabilidades. “Ya no son sólo faltas administrativas, ahora hay delitos y deben investigarse todas las aristas, caiga quien caiga”, sostuvo. La candidata a concejal y abogada, Claudia Aravena, recalcó que la investigación de Contraloría es lo suficientemente clara en determinar la falsificación de un documento y que ahora lo que corresponde es avanzar en aclarar las razones de esta falsificación y el impacto que tuvo en las arcas municipales. “Vemos como se intentó esconder de manera burda un nuevo sobreprecio. O sea, la municipalidad despilfarra dinero cuando miles de linarenses, necesitan de su ayuda”, concluyó
Con la tecnología de Blogger.