Header Ads

Con llamado a la confianza de padres y apoderados y la voluntad de sostenedores se inició en el Maule segundo semestre lectivo

Una visita del Delegado Regional Presidencial, Juan Eduardo Prieto; y el secretario regional ministerial de Educación, Carlos Azócar, al colegio San Ignacio en Talca fue la señal de inicio del segundo semestre de clases 2021 en el Maule. Acompañados del director regional de Junji, Adolfo Martínez; y de la Superintendencia de Educación, Udelio Parra, las autoridades entregaron un saludo a los alumnos presentes en el colegio, y a los docentes que reasumieron las clases híbridas. Prieto y Azócar llamaron a los sostenedores de establecimientos públicos y privados de la región a abrirlos, y apelaron a los apoderados de la región a confiar en las condiciones de higiene y precaución de esos espacios educativos. Prieto destacó los aportes monetarios y de liberación de fondos que el Gobierno ha hecho para que los sostenedores – municipios y corporaciones – puedan mejorar instalaciones y procedimientos y recalcó la crucial importancia de las clases presenciales para la enseñanza de niños y niñas. “Muy contento de esta vuelta a clase de los niños; estamos en el colegio San Ignacio donde hemos visto todos los protocolos, todas las medidas, el distanciamiento, el horario de recreación… cada uno con su alcohol gel, en fin. Aquí hay un trabajo que ha hecho el Ministerio educación con las distintas instituciones, con los jardines, con los colegios, para para volver al retorno seguro. Estamos convencidos de que necesitamos que los niños vuelvan a la presencialidad, ha sido más de un año que los niños han estudiado, muchas veces desde su casa. Sabemos que la educación es distinta a distancia y por eso queremos hacer el llamado, insistir hoy día en la Región del Maule y dar la tranquilidad de que más del 90% de los profesores que atienden los jardines, los colegios están vacunados”, enfatizó. Prieto al tiempo que recordaba que el regreso de los estudiantes a la presencialidad se da en condiciones de extremo cumplimiento de las medidas preventivas (uso de mascarillas, lavado frecuente de manos, toma periódica de temperatura, aforos reducidos, etc.), de manera flexible y siempre sometida a la voluntad de padres y apoderados. A su turno, Azócar recordó que desde el inicio de la pandemia, el Presidente y el ministro Figueroa entregaron un decidido apoyo al sistema educativo para evitar el cierre de establecimientos. Explicó el seremi la entrega en 2019, a través de Junaeb, de 245 mil mascarillas, 9 mil litros de alcohol gel y 1.500 termómetros a más de 900 colegios. En esa misma entrega, se distribuyó jabón líquido y máscaras faciales para los profesores. En una segunda ayuda, se entregaron más de $1.724 millones a establecimientos de la región para mejoras de infraestructura (baños, mejoramiento aislación, sistemas de ventilación, etc.) y en la más reciente iniciativa directa, todos los establecimientos del Maule que reciban financiamiento estatal y manifiesten su decisión de volver a la presencialidad – por supuesto con todas las medidas de prevención: uso de mascarillas, lavado frecuente de manos, toma periódica de temperatura, aforos reducidos, etc., podrán postular a un fondo de más de $1.588 millones recibiendo los montos asignados, a fines de agosto. El seremi afirmó que numerosos establecimientos, además de los 327 que ya están abiertos, solicitaron esta semana para programar la vuelta y otros tantos volverían el lunes 2 de agosto, sumándose a un importante número de establecimientos que se van a reincorporar mañana martes, el miércoles y jueves, “señalar que nuevamente el Ministerio de Educación hizo un importante anuncio; hay $1.600 millones para nuestra región. Los establecimientos pueden inscribirse en la página web tramites.mineduc.cl y se les van a entregar recursos de acuerdo a la matrícula, para tener más mascarillas, más alcohol gel, dispensadores, separadores, mejoramiento de la ventilación, etc.”, precisó la máxima autoridad de la cartera de Educación en el Maule. Agregó Azócar que según la información recibida por la seremía de Educación, durante las dos próximas semanas más de 600 establecimientos educacionales habrán vuelto a la presencialidad. “De ellos, 300 son colegios, con un total de más de 140 particulares subvencionados, más de 10 particulares pagados y sólo 150 de los más de 500 recintos municipales que hay en la región. Por eso hacemos un llamado a que los municipios que aún no retornan a la presencialidad, hagan los esfuerzos necesarios para reabrir sus puertas y dar la posibilidad a que los padres decidan si enviar o no a sus hijos. Sólo de esta manera se pondrá freno a la brecha educacional que sufren los niños, especialmente los más vulnerables del país”, lamentó el seremi.
Con la tecnología de Blogger.