Header Ads

Diputado Rentería valora que se le haya puesto “suma urgencia” al proyecto que busca prorrogar la Ley de Fomento al Riego y Drenaje hasta el año 2033 para enfrentar la escasez hídrica

El parlamentario recordó que la actual normativa se encuentra vigente sólo hasta diciembre de este año, por lo que llamó a sus pares del Congreso a tramitar con la máxima atención el proyecto dada la grave sequía que afecta a gran parte del territorio nacional.
El diputado de la UDI, Rolando Rentería, valoró que se le haya puesto “suma urgencia” al proyecto de ley que busca actualizar y prorrogar la vigencia de la Ley de Fomento al Riego y Drenaje, lo que permitirá seguir fomentando la inversión privada en obras de riego y drenaje dada la grave escasez hídrica que afecta a la mayoría del territorio nacional. Al respecto, el parlamentario sostuvo que la iniciativa tiene como objetivo modernizar y mejorar el manejo de los recursos hídricos al interior de la producción nacional, lo que beneficiaría directamente a regiones como la del Maule. Sin embargo, advirtió que es “sumamente necesario” aprobar el proyecto, puesto que la actual ley se encuentra vigente sólo hasta diciembre de este año. “Por ello”, aseguró Rentería, “nos alegramos de que este proyecto vaya avanzando como lo habíamos solicitado, porque la sequía en el país ya es insostenible para el sector agrícola” “La Ley de Fomento al Riego y Drenaje ha sido muy importante para nuestro país, en especial para regiones agrícolas que se han visto afectadas por la crisis hídrica. A través de esta ley se han incorporado aspectos muy relevantes en términos de sustentabilidad e innovación, por lo que es urgente que prorroguemos su vigencia hasta el año 2033, que es lo que propone el proyecto”, explicó el legislador. En esa línea, Rentería agregó que “es fundamental que como Estado sigamos otorgando herramientas de apoyo a los pequeños agricultores, incorporando aspectos como el cuidado y ahorro del agua y el medioambiente, pero especialmente que incentivemos la inversión para que entre todos podamos revertir esta compleja situación que nos afecta como país”. “En concreto”, finalizó el diputado, “los agricultores que postulen con una superficie de hasta dos hectáreas de riego ponderado, tendrán derecho a una bonificación máxima de un 90%, y así de manera decreciente según el tamaño del predio. Además, entre los objetivos principales del proyecto se contempla la bonificación de estudios para la construcción de obras de riego y drenaje que contribuyan a aumentar la seguridad y la eficiencia en el uso de los recursos hídricos”.
Con la tecnología de Blogger.