Header Ads

“Trabajamos por un cambio profundo en la protección de nuestros niños y niñas”

La autoridad política, hizo un análisis del reemplazo del Sename por dos nuevos servicios e informó en qué se encuentra su implementación. En el marco de la celebración del día del Niño, el delegado presidencial regional del Maule, Juan Eduardo Prieto, destacó los cambios que se implementan desde el Gobierno, orientados a ofrecer una mayor protección a los niños más vulnerables. Recordemos que partir del 1 de octubre de este año, se prevé que comience sus funciones el Servicio Nacional de Protección Especializada a la Niñez y Adolescencia, Mejor Niñez, que sustituirá al Sename, en materia de protección y estará bajo el alero del Ministerio de Desarrollo Social y Familia, sujeto a la fiscalización de la Subsecretaría de la Niñez.
“Trabajamos por un cambio profundo en la protección de nuestros niños y niñas”, dijo el delegado Prieto, quien destacó que tal y como lo ha anunciado el Presidente Sebastián Piñera, el objetivo es cambiar la forma en que se acoge la infancia en situación de vulnerabilidad. “También se están reemplazando los Creads, por nuevas residencias familiares, que buscan recrear un ambiente familiar e integrar de mejor forma a los niños”, apuntó. ¿EN QUÉ ESTÁ EL CAMBIO? A la fecha, se continua trabajando en este importante cambio para los niños, niñas y adolescentes que están bajo el cuidado del Estado. Si bien, ha habido algunos atrasos en el cronograma original producto de la pandemia, se espera que las residencias se encuentren operativas en la última semana de septiembre o las primeras semanas de octubre. Para la región del Maule, se habilitaran tres residencias familiares ubicadas en distintas zonas de Talca. Al respecto el delegado presidencial agregó que “habrá mejoras sustantivas en la efectiva protección y restitución de los derechos vulnerados de los niños, niñas y adolescentes. Lo anterior, mediante una protección especializada a los niños vulnerados en sus derechos, incorporando a las familias como sujetos de atención, impulsando mejoras en los programas, y exigiendo mayores estándares a quienes los atiendan”. Sobre las diferencias principales con el antiguo servicio, acotó que “se busca la reinserción social juvenil, es decir, un servicio menos punitivo y de mayor reinserción. En ese sentido, también el objetivo es trabajar no solo con los niños, sino también desde el seno familiar. A su vez, se contará con 40% más de presupuesto –comparado con el Sename- que servirá para mayor capacitación y fiscalización y que así, la tarea de proteger y reinsertar se cumpla efectivamente”.
Con la tecnología de Blogger.