Header Ads

EQUIPOS INVESTIGADORES DE INCENDIOS FORESTALES POTENCIAN TAREAS A FIN DE DETERMINAR RESPONSABLES

Este año se logró indemnizar a cerca de 250 víctimas de Curepto, Licantén y Vichuquén, tras suspensión condicional lograda por la Fiscalía, donde la empresa CGE pagó cerca de 2.500 millones por los incendios del año 2017. El monto total de indemnizaciones se convierte en el más alta desde que entró en funcionamiento la reforma procesal penal en la Región del Maule.
El año 214 diversas instituciones públicas y privadas convocadas por la Fiscalía Regional del Maule unieron esfuerzos a fin de potenciar las investigaciones penales que permitan determinar causa, origen y responsables de los grandes incendios forestales que se han producido en la región. De esta forma y gracias al trabajo realizado con equipos especializados de Carabineros y la PDI se pudo determinar el año 2017 responsabilidades en diversos siniestros de menor y gran magnitud, como los que afectaron la costa norte de la región - específicamente las comunas de Curepto, Licantén y Vichuquén - donde fueron formalizados tres ejecutivos de la empresa CGE al determinarse que la falta de mantención al tendido eléctrico fueron las causas del origen del incendio. De esta forma la fiscalía maulina logra que un total de 250 personas sean indemnizadas por los daños generados, debiendo la empresa pagar cerca de 2 mil 500 millones de pesos a las víctimas de acuerdo al daño causado a cada una de ellas. “Vivimos un dolor y angustia muy grande ya que vimos el fuego encima. Perdimos muchas cosas y sufrimos con el dolor de aquello sobre todo mi madre que incluso perdió sus gallinitas un esfuerzo de toda una vida y mi padre que perdió sus plantaciones de viñedos.. Estamos muy agradecidos de los profesionales de la fiscalía y de nuestra abogada porque pensamos que teníamos todos perdido sin recuperar nada para restablecer cercados y comprara lo que hace falta en el campo. Gracias a las indemnizaciones hemos podido volver a estar más tranquilos” señaló José Espina de la comuna de Curepto. Gabriel González del sector el Manzano manifiesta que “nosotros vivimos algo terrible. Fue como si el infierno se nos cayera encima y se nos quemó todo. Por eso estamos sumamente agradecidos de la fiscalía que nos ayudó y buscó a los responsables del fuego. Agradecidos también de nuestra abogada Paula Gajardo y de todo el trabajo realizado, porque logramos ser indemnizados” “Respecto de a la suspensión condicional de procedimiento que se arribó con los imputados responsables de los incendios forestales que afectaron a las comunas de Curepto, Vichuquén y Licantén, en todo momento se les explicó el alcance de salidas alternativas y la propuesta de reparación que beneficiaba a la víctimas. Y con el acuerdo de las propias víctimas, los abogados querellantes, se aceptó la salida alternativa y a la fecha de hoy ya están íntegramente reparados de los daños. Las indemnizaciones, que son bastante cuantiosas, van desde un millón hasta los 160 millones de pesos, lo que representa la indemnización más grande que se ha arribado en la historia de la reforma procesal penal en el Maule y la fiscalía lo hizo pensando en el absoluto interés de las víctimas”, afirmó el Fiscal José Alcaino a cargo de la investigación. La Mesa Técnica Regional para la Investigación de Incendios Forestales integrada por la Fiscalía, Conaf, Carabineros, PDI, Onemi, Bomberos, Corma y la Superintendencia de Electricidad y Combustible ha reforzado sus acciones a fin de mejorar las investigaciones en los sitios donde se originan las llamas y de esta forma poner ante la justicia a los autores. El Fiscal Óscar Salgado resaltó que “la Fiscalía ya hace unos años ha liderado una Mesa Técnica de Investigación de Incendios Forestales y se han designado dos fiscales con dedicación preferente para aquello. Por eso hemos trabajado durante este tiempo en coordinación con los estamentos que participación en la extinción como también en la investigación de los mismos. Hemos trabajado en coordinación con diversos estamentos a fin de establecer y conocer la cantidad de gente que va a trabajar en la investigación e extinción y los recursos técnicos que tenemos para aquello. De esta formas Conaf ya cuenta con un equipo especial para la investigación de incendios en la región y tanto Carabineros como la PDI han designado unidades especializadas a fin de sumarse a las órdenes que entrega la fiscalía al momento de producirse una emergencia”. Por su parte el Director Regional de Conaf Luis Carrasco resaltó que en los últimos años en promedio hemos tenido más de 850 incendios al año. Es un tremendo desafío para Conaf combatirlos de forma área y por tierra. Además, estamos coordinándonos con la Fiscalía para colaborar con información en conjunto con Carabineros de Chile y la PDI a fin de obtener las sanciones y multas que correspondan de acuerdo la legislación. Contamos además ahora con una unidad especializada para investigar posibles causas de incendio y toda esa información la ponemos a disposición del Ministerio Público y las policías ya que se trata de un tremendo desafío para la región del Maule que sigamos perdiendo bosques producto de los incendios forestales ya que además este año tenemos un 50 por ciento de déficit en las precipitaciones y el cambio climático nos está afectando mucho. Pero también necesitamos un cambio de la sociedad urbana y rural para evitar el uso del fuego, cumplir la normativa y cuidar los bosques que nos permiten tener una mejor calidad de vida”. Para el dos de diciembre próximo se ha programado la audiencia de preparación del juicio oral en contra de los brigadistas de empresas privadas que fueron formalizados por la Fiscalía de Molina como autores del gran incendio en sector Agua Fría en el verano del 2020 y que puso en peligro el Radal Siete Tazas quemándose cerca de 5 mil hectáreas. Los siete imputados arriesgan penas que en total suman cerca de 30 años de cárcel.
Con la tecnología de Blogger.