Header Ads

Presidenta del Senado por aprobación de PGU: “legislamos escuchando a la gente¨´

Ximena Rincón valoró el trabajo legislativo que permitirá que este beneficio pueda pagarse desde febrero. “Este acuerdo es una muestra de que quienes estamos en política tenemos buenos resultados cuando nos ponemos de acuerdo, sin cálculos pequeños, sino que mirando y escuchando al país”, aseguró la parlamentaria
Su satisfacción por el trabajo legislativo desplegado no sólo para aprobar, sino que también para mejorar el proyecto de Pensión Garantizada Universal (PGU), expresó la Presidenta del Senado de la República, Ximena Rincón González, quien dijo que el acuerdo alcanzado significará un tremendo alivio económico para miles de personas mayores en el país. “Que hoy tengamos esta discusión en el Congreso es una muestra que quienes estamos en política tenemos buenos resultados cuando nos ponemos de acuerdo, sin cálculos pequeños, sino que mirando y escuchando al país. Sin duda, el próximo Gobierno propondrá mejoras en cobertura y montos, entre otras materias, y cuando ello ocurra estaremos desde el primer día apoyando esas iniciativas”, aseguró la legisladora. Añadió que agradece a los representantes del Ejecutivo, a los equipos del presidente electo y a los parlamentarios que ayudaron a mejorar este proyecto que -dijo- "constituye un tremendo esfuerzo fiscal, que involucrará más de 3 mil millones de dólares cuando esté en régimen." Al respecto, Ximena Rincón recalcó que debe existir una mirada más profunda aún en materia de financiamiento, de manera de darle sustentabilidad de largo plazo a este beneficio, que incrementará en 185 mil pesos las pensiones de miles de adultos mayores, cifra que también será el punto de partida para cualquier pensión, incluyendo pensiones de reparación e invalidez. “La PGU es un gran avance para lograr la universalidad del derecho a la seguridad social en el ámbito de las pensiones. Es un derecho humano que debe ser universal, inalienable, indivisible, pero también progresivo y transversal. Y son esos dos aspectos, los que incorpora la PGU a la legislación chilena para permitir que las personas mayores tengan un piso mínimo de dignidad para vivir”, explicó la legisladora. Agregó que, hoy un Gobierno de tendencia política distinta al de la Presidenta Bachelet, que instauró el pilar solidario en 2008, propone profundizar el camino ya iniciado, lo que a su juicio es una señal inequívoca de avance, pudiendo diferir en la fórmula o el camino, pero no en el objetivo final. A MEJORAR La presidenta del Senado sostuvo que si bien hay acuerdo con la PGU, debe hacerse el punto sobre la falta de perspectiva de género de esta nueva política pública. “Estamos en conocimiento de la amplia brecha laboral y de ahorro entre hombres y mujeres a lo largo de la vida laboral y pese a ello, la PGU tiene como inicio del beneficio los 65 años para hombres y mujeres, en circunstancias que las mujeres se jubilan a los 60 años”, lamentó. Del mismo modo, la Senadora planteó que el monto debiese igualarse al salario mínimo y que, en la medida que la situación fiscal lo permita, deben mejorarse los tramos inferiores. “A ellos sólo se les incrementará marginalmente su pensión”, concluyó.
Con la tecnología de Blogger.