Header Ads

Senadora Rincón valora puesta en marcha de planta elevadora de aguas de río Claro a Canal Pencahue

Presidenta del Senado recordó que en septiembre pasado y junto a dirigentes de la Agrícola Central, se reunió con altos personeros del Ministerio de Obras Públicas para solicitar recursos de emergencia para este proyecto, ante el riesgo evidente de que más de diez mil hectáreas quedasen sin riego. “Significa una tremenda tranquilidad para cientos de agricultores”, sostuvo la legisladora
Como una buena noticia para cientos de agricultores y trabajadores agrícolas del valle de Pencahue, calificó la Senadora por el Maule, Ximena Rincón González, la puesta en marcha de la planta elevadora de aguas desde el río Maule al canal Pencahue, obra que se materializó con recursos de emergencia del Ministerio de Obras Públicas, tal como la propia parlamentaria y la directiva de la Agrícola Central, lo solicitaron en septiembre del año pasado. “Esta obra es fundamental para garantizar el riego de diez mil hectáreas en esta comuna del secano costero y el trabajo directo de 620 agricultores e indirecto de miles de personas que laboral en la zona durante la temporada agrícola, que durante enero y febrero vivió momentos críticos por falta de caudal. Por eso es una noticia tan potente que aguas del río Claro puedan elevarse para aumentar el caudal del canal Pencahue”, sostuvo la legisladora. Añadió que fueron meses solicitando esta medida, la que de haberse materializado antes, hubiese evitado el sufrimiento de la gente que vive de la agricultura en el valle de Pencahue. “Ahora lo importante es que el canal tendrá un caudal mayor al que tenía, si bien no el ideal dada la sequía que se vive. Se demoraron en escucharnos, pero lo importante es que lo hicieron y hoy se ve el futuro con algo más de esperanza”, dijo la Senadora. Añadió que este tipo de obras no pueden ser hechos aislados, sino que deben ser parte de una política nacional de Estado para enfrentar la sequía, entendiendo que se trata de un fenómeno con el que habrá que convivir de ahora en adelante. “Podemos hacer todas las reformas tributarias que queramos, podemos invertir miles de millones de pesos en salud, en educación, pero si no tenemos agua, ningún esfuerzo dará frutos. La discusión sobre la gestión hídrica no puede postergarse un día más, porque la sequia llegó para quedarse, que duda cabe. Son trece años consecutivos con precipitaciones bajo lo normal que han dejado un déficit hídrico preocupante. Tenemos racionamiento en diversas partes del país y el Maule no es la excepción, por lo que debemos trabajar proactivamente y con una política de Estado que trascienda al Gobierno de turno”, concluyó la parlamentaria.
Con la tecnología de Blogger.