Header Ads

Día Mundial de la Salud Mental: Olvidar los estigmas e informarse ayudan a mejorar el bienestar emocional

La especialista de la Universidad de Talca, Nadia Ramos, reforzó la importancia de pedir ayuda en caso de presentar dificultades psicológicas persistentes. La Casa de Estudios busca generar espacios informativos y de apoyo para la salud mental de la comunidad. Mejorar la educación emocional y derribar estigmas sobre las enfermedades psicológicas son dos de los desafíos que se destacan en el marco del Día Mundial de la Salud Mental, que se conmemora el 10 de octubre. Según explicó Nadia Ramos, académica de la Facultad de Psicología de la Universidad de Talca y directora del Centro de Psicología Aplicada (CEPA) de la misma institución, este año se busca relevar la importancia del bienestar emocional como una prioridad mundial. “Todavía existen personas que no se atreven a consultar, que sienten temor al decir que tienen un problema de este tipo debido a cómo los van a ver en el trabajo, o que van a decir. Incluso los profesionales de salud prefieren no reconocer sus dificultades porque entonces se les va a discriminar”, manifestó la psicóloga. Esta realidad cobra más relevancia en el contexto actual, donde la pandemia por COVID-19 generó importantes detrimentos en la salud psíquica de la población. “Es una dificultad que, probablemente, se va a mantener con nosotros durante un tiempo. A pesar de que la pandemia está de alguna manera en retirada, los nuevos desafíos de volver al trabajo y sacarse las mascarillas, también generan estrés en las personas, porque implica adaptarse a situaciones”, detalló Ramos.
Educación emocional La especialista precisó que, es fundamental educar a las personas en materia de salud mental, desarrollando las habilidades de aprender a manejar sus propias emociones y pedir ayuda cuando la situación lo amerita, de esta forma se logrará un mayor bienestar. En ese sentido, la docente de la UTalca aclaró que “es normal tener días en que no me sienta bien anímicamente, en qué puedo estar más triste. Esas son emociones, importantes y válidas, pero no significan que tenga una patología de salud mental”. Sin embargo, agregó que cuando estas situaciones negativas persisten, se debe recurrir a redes de apoyo. “Solo cuando estas dificultades se mantienen en el tiempo e interfieren con la vida cotidiana es cuando nosotros necesitamos pedir ayuda”, expresó. La psicóloga enfatizó, además, en la relevancia de esta educación emocional en los adultos, para así transmitirla a las nuevas generaciones. “No nos olvidemos nunca que los niños no saben manejar sus emociones, y aprenden del contexto en el que se encuentran, es decir, si en el colegio se enseña y los papás lo refuerzan, ellos van a comprender mejor como lidiar con sus emociones”. Aporte Utalino Desde la Casa de Estudios maulina existen varias iniciativas orientadas a mejorar el bienestar emocional de funcionarios, estudiantes y de la comunidad en general. Un equipo multidisciplinario perteneciente a las Facultades de Psicología e Ingeniería está desarrollando una aplicación llamada “Cuidándome”, enfocada en la salud mental de la población adulta. “Es para quienes todavía no requieren el apoyo profesional, pero no saben cómo manejar alguna dificultad emocional. Queremos que la app les ayude a aprender a lidiar con estas situaciones”, explicó la directora del CEPA. Además, durante octubre, académicos de la Casa de Estudios realizarán la primera versión de una Escuela para Padres, donde se busca impartir conocimiento respecto de habilidades emocionales importantes en el desarrollo de los niños. La actividad es gratuita, presencial y abierta a la comunidad. En la misma línea, el Centro de Psicología Aplicada (CEPA) en conjunto con la Dirección de Comunicaciones Corporativas de esta Casa de Estudios, llevará a cabo una campaña de bien público, que busca entregar conocimiento a través de cápsulas informativas, orientadas a ayudar a las personas a enfrentar problemas psicológicos derivados de la pandemia.
Con la tecnología de Blogger.