Header Ads

Destacan propiedades y oportunidades productivas de la madera de álamo


Esta madera es la base de productos de alto valor agregado y su cultivo se puede combinar con la producción frutícola, pero además, es ideal para absorber contaminantes y proteger suelos no productivos.




Transformar al álamo en el tercer recurso forestal de Chile y de paso abrir nuevas alternativas económicas para propietarios de terrenos no productivos, son parte de los objetivos que revisó la Comisión Nacional del Álamo, instancia pública y privada liderada por la Universidad de Talca.

Asimismo, la instancia discutió la incorporación del cultivo de esta especie arbórea en la futura ley de fomento forestal, considerando que el álamo es muy eficaz para proteger las ribereñas de río, se complementa con otros cultivos y su madera es la base de productos de alto valor agregado.

Cristián Espinosa, del Centro Tecnológico del Álamo (CTA) de la UTALCA, explicó que “como Centro Tecnológico llevamos años trabajado en el mejoramiento genético, creamos seis especies hibridas y como Universidad aportamos la parte técnica, también apoyamos manejos, infraestructura y algunos temas en la industria. Como Comisión estamos trabajando fuerte para que en la nueva ley de fomento forestal se incluya y priorice el cultivo de variedades de álamos para que los pequeños propietarios e industriales puedan acceder a financiamiento y para esto estamos integrando a diferentes actores para generar un plan de trabajo”.

Chile posee características climáticas propicias para el cultivo del álamo, aunque solo existen alrededor de 12 mil hectáreas de plantaciones comerciales cantidad muy por debajo de los bosques de pino y eucaliptus.

Prejuicios y falta de conocimientos han atentados contra la masificación de la madera de álamo. ”Se cree que es una madera poco atractiva para ciertos productos, pero eso es por desconocimiento porque solo en Chile se producen productos de altísimo valor agregado como fósforos, palos de helado, cubiertos, que por kilo de producto final terminado el valor es altísimo. Es un mercado de nicho, pero la madera se puede usar para un sinnúmero de usos productivos sobre todo en la Región del Maule que necesita cajas de frutas, embalaje de exportación, pallet, bins, la gente de la industria lo desconoce”.

El investigador agregó que “en Europa es el árbol del futuro porque crece en diferentes condiciones, es muy adaptable, no necesita suelos muy productivos y en Chile tenemos una gran cantidad de superficie  que se puede trabajar, en riberas de río en el Maule tenemos más de 100 mil hectáreas sin uso productivo que son óptimas para el álamo”.

Súper árbol

Desde los tiempos romanos el álamo (populus en latín) siempre ha estado cerca de los asentamientos humanos lo que no es casualidad ya que es una especie muy amigable con el entorno. “No es una árbol que contamine, la madera no tiene olores, gomas, aceites y secreciones que molesten”, señaló Francisco Zamudio, director  del Centro Tecnológico del Álamo de la UTALCA.

El académico e investigador añadió que “la producción de álamo puede ser combinada con cultivos agrícolas en lo que se llama agroforesteria. Es un complemento para ciertos cultivos agrícolas como hortalizas o frutales como los melones, lo que probamos en la Región de O’Higgins. Se planta a un mayor espaciamiento, la hoja del álamo tiene características que permite el paso de la luz en mayor grado que un bosque de pino, y a su vez el follaje protege a la fruta de los golpes de sol  que queman la fruta”.

Junto con estas propiedades estas especies absorben del suelo los excesos de fertilizantes agrícolas antes que contaminen los acuíferos. “Pero además pueden tener un impacto, aun sin dimensionar, si se utiliza para corregir y proteger riberas de ríos, un recurso que está siendo dañado por las crecida de los ríos. Frente a la erosión y la recuperación de suelo es un tema ecológico muy necesario en este contexto climático con lluvias muy intensas”, subrayó Zamudio.​
Con la tecnología de Blogger.