Header Ads

Denuncias contra colegios por exigencias de textos, útiles y uniformes disminuyen un 65% en los últimos cinco años

  • Región del Maule exhibe mínimos históricos en cuanto a reclamos de este tipo
Como un triunfo de las acciones de información a la ciudadanía y un acto de reafirmación de sus derechos como apoderados definieron el secretario ministerial de Educación, Carlos Azócar, y el director regional de la Superintendencia, Udelio Parra, el descenso a niveles mínimos de denuncias por exigencia de útiles escolares, uniforme y textos escolares en el Maule.

Tanto Azócar como Parra coincidieron en que la baja en casi 80% en la región responde a que las entidades que encabezan entienden el peso económico que estos materiales imponen sobre el presupuesto de las familias, y por lo mismo Mineduc busca apoyarlas a través de la entrega gratuita de estos elementos junto con información sobre sus derechos como apoderados de establecimientos municipales y particular subvencionados

“En estos meses de enero y febrero empiezan los chilenos a preocuparse de los uniformes, los útiles escolares, y tal como lo ha señalado la ministra junto al subsecretario y el director nacional de la Superintendencia, esta es una preocupación del Gobierno. Nos interesa que las familias tengan un alivio en sus presupuestos y a eso ayuda el que estén informados sobre la entrega gratuita de textos escolares y de materiales que hace Mineduc y sobre sus derechos a que no se les puede exigir un determinado tipo de uniforme condicionando la entrega del servicio educativo”, enfatizó Azócar

Por su parte Parra hizo hincapié en el intensivo trabajo que desarrolla la superintendencia en cuanto a la atención de denuncias de apoderados y alumnos, la supervigilancia en el cumplimiento de la normativa por parte de los establecimientos, y a sus labores para mediar en la solución de conflictos al interior de las comunidades educativas.  


Ambos coincidieron con lo manifestado por la ministra Marcela Cubillos en cuanto a la calidad de los textos entregados gratuitamente por Mineduc a establecimientos públicos y subvencionados, material igual de bueno que los utilizados por la educación privada y mejorado en contenidos, elementos gráficos y disponibilidad digital.

Según informaron, a nivel nacional las denuncias disminuyeron en un 65% durante los últimos cinco años. Y la cifra sigue siendo significativa en 2019 con una baja de 55%, en relación al año anterior.

En 2019 la Superintendencia de Educación recibió 50 denuncias por exigencia de útiles, uniformes y textos escolares, lo que representa esta importante baja respecto al año 2018, donde se recibieron 111.

Entre las materias más denunciadas en 2019 se encuentran las siguientes temáticas: “El establecimiento educacional obliga o exige la compra de textos escolares adicionales”, “exigencia de útiles escolares de una determinada marca y/o proveedor”, “exigencia de uniforme escolar de una determinada marca y/o proveedor”, y “exclusión de clases o actividades por no cumplir con el uniforme escolar”.

Es importante recalcar que las listas de útiles escolares no deben obligar o inducir la compra de determinadas marcas o adquirir las listas en algunas empresas o locales comerciales. Lo mismo con respecto a los uniformes escolares, si es que los establecimientos deciden que su uso sea obligatorio, los padres y apoderados pueden adquirirlos en el lugar que más se ajuste al presupuesto familiar.
Con la tecnología de Blogger.