Header Ads

Juan Valdebenito: “Viví realidades que hacen quitarme la corbata de autoridad y ponerme la camiseta por la gente”

El próximo 11 de abril se realizará por primera vez en la historia de nuestro país, las elecciones de Gobernador Regional, un nuevo cargo en las regiones y que viene a dar un paso a la anhelada descentralización. Para conocer más acerca de este proceso, conversamos con el Consejero Regional, Juan Valdebenito, quien además es candidato a Gobernador Regional por el Partido Republicano. ¿Qué hará el Gobernador Regional? Las próximas elecciones para elegir al Gobernador Regional son muy importantes para todos los maulinos, este es un gran paso en el camino a la descentralización que deben tener las regiones y por el cual hemos luchado tanto. El Gobernador, será el encargado de cumplir las atribuciones que tiene actualmente el Intendente como Ejecutivo del Gobierno Regional, es decir, será el responsable de la administración de los recursos regionales, además de coordinarse con los demás órganos y servicios públicos que dependen del Gobierno Regional. ¿Cómo se elige el Gobernador Regional? El Gobernador Regional será electo a través de votación popular y resultará electo el candidato que logre la mayoría de los votos válidamente emitidos. Esa mayoría debe ser al menos de un 40% de los sufragios válidamente emitidos. Si hay más de dos candidatos y ninguno logra el 40% de los votos válidamente emitidos, hay una segunda vuelta entre los dos más votados. Las elecciones se harán cada cuatro años junto a las elecciones municipales. La primera se realizará el 11 de abril de 2021 y las eventuales segundas vueltas, el 9 de mayo de 2021. Han dicho que su postulación desde el partido Republicano podría afectar al candidato de Chile Vamos, ¿Algo que responder? Cuando decidí lanzar mi candidatura, previamente pensé bastante y consulté con mi familia, mi pilar fundamental y con Dios, la base de todas mis decisiones. Finalmente di el paso, pensando no en tranzas políticas, sino en lo que necesita una región que sin dudas, se ha quedado atrás en muchos sentidos a pesar de su potencial. Entonces, no es afectar a un candidato o beneficiar a otro, es pensar en la gente, en esos de sectores vulnerables que han sido dejados de lado por muchos años o en ese emprendedor que lucha contra viento y marea para salir adelante y lamentablemente por no vivir en Santiago, no tiene opciones. Yo soy un hombre que le gusta sumar, ayudar y proponer y qué mejor que con esta oportunidad de tener, por primera vez, un Gobernador Regional. ¿Le afecta no tener el apoyo de senadores o autoridades de Chile Vamos en el Maule? Por el contrario, eso que tú ves como perjudicial o malo, es una fortaleza, porque aquí no hay vicios, ni mucho menos cuoteos políticos. Desde que oficialicé mi candidatura si han sido muchos los apoyos desde la fracción de Chile Vamos, pero prácticamente anónimos porque entiendo que ellos respetan un pacto. El próximo Gobernador Regional, que espero ser yo, debe partir sin mañas políticas, sin tranzas. El mejor apoyo que uno puede tener cuando está al frente de un desafío de esa magnitud es el de la gente. Hay que dejar de lado la pelea por sentarse en el sillón del Gobierno Regional y empezar a pelear con garra por nuestra región y repito, hay que mirar más allá del partido, a la persona. ¿Quién lo apoya? Tengo el mejor apoyo de todos, el de las comunidades y organizaciones sociales, con quienes se debe trabajar silenciosamente y no cuando se está en campaña, por eso justamente, yo no soy un desconocido. No soy un elegido a dedo, soy una persona con vocación por lo social y maulino de corazón. Yo vengo de abajo y por eso entiendo cuando una persona pide ayuda, cuando en los sectores rurales donde no llegan muchos, me exponen sus problemáticas, algo que como consejero regional aprendí a conocer, pero que desde niño y joven, viví realidades que hacen quitarme la corbata de autoridad y ponerme la camiseta por la gente. Si bien mi partido es Republicano, soy uno más, alguien que quiere justicia social y desarrollo para nuestra querida región.
¿Qué mensaje les dejaría a las personas? No les vengo a hablar de mí, tampoco de política. De lo que quiero hablar, largo y tendido, es de lo que necesita nuestra región, como un habitante más, no como militante de partido. Hablo como ese padre y como abuelo, que quiere que sus hijos y su familia se queden en el Maule, que no tengan que irse a buscar un mejor futuro en otro lugar, porque aquí tendrán un lugar desarrollado y prometedor, en su región. Me preguntarás y ¿cómo lo hacemos? sumando voces en las comunidades, donde están las necesidades, pero también tendiendo la mano a quienes quieran apostar por el emprendimiento e impulso de un Maule empoderado y sobre todo, que no dependa de decisiones tomadas entre cuatro paredes desde el nivel central”.
Con la tecnología de Blogger.