Header Ads

La Araucanía: La trama tras el robo de armas, secuestro, torturas y homicidio en Collipulli - EXANTE-por Cristian Bofill

El presunto robo de armas a integrantes de una comunidad mapuche de La Araucanía fue el punto de partida de un secuestro con torturas registrado este mes en la comuna de Collipulli, en que uno de los capturados logró escapar y el otro se presume fue asesinado y luego se quemaron sus restos. Hay 2 detenidos y 10 personas buscadas por la policía, entre ellos uno indagado por los cortes de ruta que precedieron al asesinato del sargento Francisco Benavides en mayo.
El secuestro: El 8 de junio, familiares de un maestro de 46 años, que trabajaba ocasionalmente como mecánico, presentaron una denuncia por la desaparición del hombre, quien vivía en el radio urbano de la ciudad de Collipulli, en la Región de La Araucanía. El sábado 12 de junio, un segundo hombre llegó herido y semidesnudo a una vivienda de la comuna, cuyos moradores llamaron a carabineros de Collipulli. Tenía signos de haber sido torturado: golpes en distintas partes del cuerpo, cortes, lesiones en los tendones y fracturas en los dedos de los pies. Se le habrían aplicado golpes de electricidad. Relató que había estado secuestrado —con el primer hombre cuya desaparición fue denunciada— en una choza. La investigación estableció que los autores eran cerca de una docena de personas, quienes habrían hecho turnos para vigilarlos y torturarlos. El segundo hombre dijo que pudo escapar tras haber sido golpeado en la cabeza. El golpe lo aturdió, pero siguió consciente. Por eso pudo aprovechar un descuido de los secuestradores, que se habían dormido luego de fumar marihuana y consumir alcohol, para desatarse y huir. Pasó por un barranco y cruzó un estero hasta llegar a una casa. De acuerdo con la investigación de la fiscalía, el motivo del secuestro habría sido el robo de 4 armas (entre escopetas y revólveres) a comuneros la zona, además de algunas drogas, que habrían sido sustraídas cuando los mecánicos fueron a arreglar una camioneta, y luego revendidas. La víctima no confirmó el hecho. La policía indaga si las armas pudieron haber sido utilizadas en delitos de violencia rural. Una de las hipótesis de la fiscalía es que estas pudieron haber sido empleadas en casos de alta connotación. Efectivos de la Policía de Investigaciones (PDI) de la región y de Santiago iniciaron la búsqueda, que incluyó rastreos en helicópteros y con drones. Llegaron a la choza desde donde había escapado el segundo hombre, pero estaba vacía. Ésta estaba en el terreno de una comunidad. “Es una construcción precaria que se levantó para eso”, dijo el fiscal regional Roberto Garrido. El jueves 17, 2 de los presuntos autores del secuestro se presentaron a la fiscalía, acompañados por su abogado. La fiscalía estima que lo hicieron anticipándose a su detención. Uno fue interrogado hasta altas horas de la madrugada del viernes. Los otros 10 presuntos autores están siendo buscados. El fiscal Garrido explico este viernes que se está indagando 2 secuestros agravados, uno de ellos con homicidio. “Respecto de esta segunda víctima, los antecedentes que hemos logrado reunir hasta el momento dan cuenta de que los captores dieron muerte a la víctima y luego desarrollaron algunas acciones para ocultar la evidencia del homicidio”, dijo. Los detenidos habrían declarado que el primer secuestrado fue asesinado el mismo día de la huida del segundo, y que sus restos fueron quemados durante toda la noche en otro punto distante de la choza. Este viernes se pidió ampliar el plazo de detención, por lo que no se formalizaron cargos en contra de los detenidos. El nexo con el caso del sargento: El 24 de mayo, el sargento primero de Carabineros, Francisco Benavides, recibió un disparo en el pecho, mientras iba de vigía en un carro blindado Mowag, al terminar un operativo de despeje de terrenos en La Araucanía. La policía informó que tenía puesto el chaleco antibalas, pero que el tiro entró por su axila, alcanzando su tórax. Murió en esa tarde producto de sus heridas. No hay imputados por el crimen. Sí se detuvo a un grupo de personas por los cortes de ruta y protestas que precedieron al homicidio del sargento. Al menos una de esas personas está siendo indagada en conexión con los secuestros agravados de Collipulli. “Algunas de esas personas están vinculadas”, dijo el fiscal Garrido. Violencia inusitada: El fiscal Garrido destacó la violencia de los secuestros y el presunto homicidio registrado en Collipulli, en una zona que ya vive un alza de la violencia rural, entremezclada con causas por robos de vehículos y narcotráfico. “Se trata de un hecho particularmente grave, con una violencia inusitada en los registros de los fenómenos delictuales que se producen en La Araucanía”, dijo. “La violencia con que se actuó fue con niveles que no habíamos visto. Es un delito que causa mucha impresión”. Un informe de Carabineros sobre violencia rural en la macrozona sur dio cuenta que entre el primer semestre de 2020 e igual período de este año los homicidios frustrados tuvieron un incremento de un 224% y que los homicidios ligados a violencia rural pasaron de uno a 4. Respecto de los delitos contra la propiedad, el informe mostró un alza de 212% en los robos.
Con la tecnología de Blogger.