Header Ads

Presidenta del Senado a dos años del estallido social: “debemos ser capaces de construir un nuevo país”

Ximena Rincón aseguró que el nuevo Chile debe hacerse entre todos y todas para que la dignidad pase a ser parte de la historia que comenzará a escribirse. “El 18 de octubre marca un antes y un después en el proceso de transición democrática, una transición en que se avanzó, pero limitada por quórums que generaron un sistema que alejó a las personas de la discusión política”, sostuvo la legisladora
Con un llamado a construir el nuevo Chile entre todos y todas, sin exclusiones, la Presidenta del Senado de la República, Ximena Rincón González, se refirió a la conmemoración del segundo aniversario del estallido social y recalcó que sólo con unidad podrá construirse un país en el que la dignidad se haga parte de la historia. La parlamentaria formuló estas declaraciones desde San Petesburgo, Rusia, donde se encuentra en visita oficial. “Un 18 de octubre, hace dos años, empezamos a escribir una nueva historia para nuestro país. Estoy en la Universidad de San Petesburgo, donde hace muchos años atrás comenzó la revolución de octubre y ahora espero que en Chile sepamos construir entre todas y todos un nuevo país para que la dignidad sea parte de nuestra historia”, aseguró la legisladora. Añadió que el 18-O es el inicio de un profundo proceso de transformación, que marca un antes y un después en el proceso de transición democrática post dictadura. “Fue una transición en que la democracia avanzó, pero limitada por quórums supra mayoritarios que generaron un sistema económico y social inmóvil, que alejó a la gente de la discusión política”, sostuvo la parlamentaria. Para la Senadora por el Maule, las causas del estallido social fueron múltiples y que más allá del alza en el transporte, también influyeron la inequidad social y territorial, la concentración y también las decisiones y omisiones de los últimos 30 años. “Todo confluyó en un estallido de gran escala, masivo, familiar, pero también con violencia inusitada e inaceptable. Por ello, octubre debe ser una oportunidad para seguir abriendo debates que mejoren las condiciones de vida de hombres y mujeres que han esperado por años soluciones en vivienda, salud, educación, pensiones, conectividad digital y sanitaria”, aseguró la presidenta del Senado. Agregó que debe comenzar a escribirse el nuevo Chile, por lo que los esfuerzos deben orientarse en reactivar no sólo la economía, sino que también la sociedad y la política. “Pero no cualquier tipo de reactivación, sino que una con dignidad. El estallido fue una avalancha de energía social, de descontento, pero también de esperanza para nuevos cambios. Es hora de canalizar esa energía en un camino hacia un país más acogedor, inclusivo y respetuoso de todos y todas”, concluyó la parlamentaria.
Con la tecnología de Blogger.