Header Ads

Directora Antonieta Morales destaca necesidad de visibilizar la violencia contra las mujeres rurales

Afirmó que SernamEG ha tomado el compromiso de poner a disposición de los sectores los Centros de la Mujer para evitar que se siga normalizando la violencia.
Hasta las dependencias del retén de carabineros La Palmilla, que está ubicada a unos 10 km al oeste de la ciudad de Linares, llegaron la directora regional del SernamEG Maule Antonieta Morales Herrera y el jefe de la sección de Derechos Humanos y Protección de la Familia, teniente (j) Rodrigo Muñoz, para sostener un conversatorio con dirigentes de agua potable rural, clubes de adulto mayor, directores de escuela y profesionales del área de la salud de esa aldea, junto en la semana de término de actividades de la eliminación de la violencia contra las mujeres. En la oportunidad la directora Morales aprovecho también de destacar el trabajo colaborativo del personal del retén de carabineros que encabeza el suboficial Patricio Tauler San Martín, “que nos ha invitado para poner sobre la mesa una realidad que hoy día afecta duramente a la región del Maule y a todo nuestro país y sobre todo en aquellos sectores rurales donde muchas veces se ha normalizado esta violencia”. Consideró relevante visitar comunas y localidades rurales para conversar con las mujeres sobre su realidad, sobre su experiencia, sobre cómo viven y cómo enfrentan la violencia. “Que esté escondido bajo la alfombra no significa que no exista, por eso nuestro interés de poder escuchar a los diferentes actores sociales que estaban ahí, que nos plantearon la realidad local y que es lo que necesitaban de nosotros. Desde SernamEG hemos tomado el compromiso de realizar diferentes instancias de sensibilización, campañas, además de poner a disposición de los vecinos el entregarles herramientas para que ellos también sepan cómo actuar y cómo activar la red ante un hecho de violencia contra la mujer que esté ocurriendo en su sector”, señaló Antonieta Morales. En el conversatorio, que tomo parte la encargada regional del Programa de Prevención en Violencia contra las Mujeres, María Paz Valdés, se dio a conocer el procedimiento de los Centros de la Mujer, que en la región del Maule llegan a 8 distribuidos en Curicó, Molina, Talca, Constitución, San Javier, Linares, Parral y Cauquenes, además de una Casa de Acogida y una serie de otras iniciativas que van en la líneas de prevención y líneas de reparación de aquella mujer que ha vivido violencia por muchos años. “Esto ya no lo podemos seguir callando; hoy es un compromiso no sólo de las autoridades de turno, ni de los servicios a cargo del tema, sino que es una realidad que tenemos que tomar como compromiso social para poder hacerle frente y poder abordarla”. Cabe recordar que se encuentran activos los canales de orientación y denuncia para mujeres que estén viviendo algún tipo de violencia como lo son el fono 1455 y el WhatsApp silencioso +56997007000. -----
Con la tecnología de Blogger.