Header Ads

SEREMI del MOP inspeccionó obras en el borde costero de la Región del Maule

El Secretario Regional Ministerial de Obras Públicas, Renzo Casas-Cordero, inspeccionó importantes obras en el borde costero de la Región del Maule como son la reparación de la ruta M-50 en la cuesta El Corte, ubicada en el límite de las comunas de Chanco y Pelluhue, en la provincia de Cauquenes, y la construcción de la ruta costera norte en la comuna de Licantén, provincia de Curicó, donde se reunió con la Comisión de Infraestructura del Gobierno Regional del Maule.
La Dirección de Vialidad del MOP se encuentra efectuando labores de estabilización de taludes en el kilómetro 30 de la ruta M-50, en las inmediaciones de la reserva nacional Los Ruiles. Hasta ese lugar se trasladó el SEREMI junto con el alcalde de la comuna de Chanco, Marcelo Waddington, para verificar los trabajos consistentes en la protección con enrocados, reposición de soleras, defensas camineras y la construcción de fosos y bajadas para las aguas lluvia. “Esta es una ruta de mucho flujo de personas y vehículos de carga por lo que se están ejecutando estos trabajos necesarios para dar seguridad a la conectividad en un sector de curvas próximo a la llegada a Pelluhue. El personal de nuestra administración directa de Vialidad está trabajando en la zona y se encuentra señalizado y regulado el tránsito con paleteros por lo que es necesario que los usuarios circulen con precaución para evitar inconvenientes”, sostuvo el SEREMI Casas-Codero.
En la costa norte, justo frente al kilómetro 113 de la ruta J-60, se dieron cita los integrantes de la Comisión de Infraestructura del Consejo Regional del Maule para visitar el contrato de construcción de la ruta que unirá Licantén y Vichuquén por la codillera de la costa. El proyecto se inicia a la altura del Puente Mataquito y se extiende por 11,5 kilómetros, incluyendo un tramo por la misma ruta J-60 y luego se interna por un trazado nuevo que incluye importantes cortes para taludes, la construcción de un puente de 40 metros, obras de drenaje, saneamiento y seguridad vial. “Esta tremenda obra sin duda será un polo de atracción para la actividad turística y productiva de la Región de Maule permitiendo en el corto plazo contar con una ruta de alto estándar que se proyecta para las personas desde Licantén hacia Vichuquén”. La ruta costera norte de la región del Maule presenta un 20% de avance físico y se espera esté concluida durante el segundo semestre de 2023.
Con la tecnología de Blogger.