Header Ads

Vida saludable, herramienta central para prevenir el cáncer de mama

Se trata del cáncer más frecuente en las mujeres y se estima que una de cada 8 mujeres padecerá esta enfermedad en algún minuto de su vida. En Chile ocurre frecuentemente en mujeres entre los 55 y 65 años, pero puede presentarse a lo largo de toda la vida adulta de una mujer. Prevenirlo, es nuestra propia responsabilidad.
Como cada año, octubre es el mes en que sensibiliza a la población respecto del cáncer de mama, el cáncer más frecuente en las mujeres, pues se estima que una de cada ocho padecerá esta enfermedad en algún minuto de su vida. En Chile ocurre frecuentemente en mujeres entre los 55 y 65 años, pero puede presentarse a lo largo de toda la vida adulta de una mujer. Al respecto, Benjamín Walbaum, Director del Área Médica de la Fundación Chile Sin Cáncer, y oncólogo médico de la Universidad Católica, detalló que “como la mayoría de los tumores, el cáncer de mama lo dividimos por etapas al diagnóstico, según la extensión y la presencia de metástasis a distancia: Etapas I, II, III y IV. La mayoría de los cánceres de mama los diagnosticamos en etapas tempranas I-III, es decir que no ha sido capaz de enviar metástasis (semillas de cáncer) a otros órganos y que podemos intentar un tratamiento curativo, es decir, un tratamiento que busca eliminar todo el cáncer y prevenir que reaparezca. Lamentablemente 1 de cada 10 mujeres debutan con metástasis a distancia (Etapa IV), principalmente en los huesos, y por lo tanto no podemos curarlas y solo podemos ofrecer tratamiento para controlar la enfermedad, controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida”. El cáncer de mama en la mayoría de los casos aparece de forma espontánea y no por herencia como muchos tienden a pensar. Menos de 1 de cada 5 mujeres tiene antecedentes familiares y menos de 1 en 10 mujeres tiene un cáncer heredable. Se asocia fuertemente a la exposición durante nuestra vida a las hormonas femeninas que circulan por nuestro cuerpo, como el estrógeno. “Existen algunas estrategias que nos pueden ayudar a disminuir el riesgo de desarrollar el cáncer de mama; llevar una vida saludable, mantener un peso adecuado dado que el tejido graso produce estrógenos y genera inflamación. Finalmente, el limitar el consumo de alcohol y evitar el tabaco, también ayuda a prevenir este y otros cánceres. Sabemos además que el tener hijos y la lactancia extendida podrían ser factores protectores contra esta enfermedad”, agregó Benjamín Walbaum. Sobre la Fundación Chile Sin Cáncer Chile Sin Cáncer es una institución privada sin fines de lucro que busca disminuir la desigualdad de oportunidades frente al cáncer. La fundación articula alianzas público-privadas para entregar mejores oportunidades de diagnóstico y tratamiento frente al cáncer para los adultos atendidos en el sistema público de salud. Para más información visita www.chilesincancer.cl
Con la tecnología de Blogger.