Header Ads

UTalca se adjudicó 15 nuevos proyectos Fondecyt Regular

El porcentaje de aprobación se incrementó, alcanzado el 33% de las iniciativas presentadas, una cifra que posiciona a la UTalca en el tercio superior del ranking de las instituciones con más alto número de iniciativas.  La Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales alcanzó cinco propuestas, el Instituto de Ciencias Biológicas logró tres, mientras que el Instituto de Matemáticas y Física consiguió dos iniciativas, entre otros.

Un total de 15 proyectos presentados por académicos e investigadores de la Universidad de Talca fueron seleccionados para su ejecución en el Concurso del Fondo de Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondecyt) Regular 2020. Esta cifra incrementa la tasa de adjudicación que en 2019 alcanzó un 29% aumentando a un 33% en esta nueva versión.
“Esto viene a ratificar que nuestra Institución cuenta con académicos de gran capacidad y calidad, lo que se ve plasmado en los resultados y significa que nuevamente quedamos en el tercio superior del ranking de todas las universidades en el número de proyectos adjudicados”, afirmó el vicerrector académico, Marco Molina.
La autoridad expresó que aún existe un buen margen para que en los próximos años se incremente el número de iniciativas y alcanzar una cifra mayor de proyectos adjudicados. “Nuestro desafío es obtener 20 proyectos adjudicados. Esta es una meta que me he propuesto en los siguientes tres años. Eso nos permitiría sin duda mantenernos dentro de los ‘top ten’ de todas las universidades en investigación. La buena noticia es que tenemos investigadores de calidad que nos permitirían aumentar a ese número de proyectos adjudicados”, indicó Molina.

Eje estratégico
El nuevo vicerrector académico destacó que, un pilar fundamental en esta positiva cifra de adjudicación de proyectos es la política institucional de investigación. “Sobre todo los instrumentos que se han generado desde la Vicerrectoría Académica y específicamente desde la Dirección de Investigación, ya que la mayoría de ellos tiende a fomentar el incremento en el número de trabajos científicos de los académicos, pero por sobre todo la calidad de esas investigaciones y sus productos”, precisó.
Y es que durante el recién finalizado 2019 se alcanzó una cifra histórica de artículos publicados, que llegó a cerca de 560 publicaciones y junto con esto un alto porcentaje de artículos en revistas Q1, es decir, aquellas de mayor calidad a nivel mundial. “En 2019 sobrepasamos el 83% de nuestros artículos en revistas Q1 y Q2, los porcentajes más altos en la historia de nuestra universidad, lo cual quiere decir que los instrumentos están dando un resultado increíble. Aumentamos la cantidad, pero por sobre todo, la calidad y eso viene a repercutir de manera positiva en el currículum de los investigadores, que es el aspecto que posiblemente puede marcar la diferencia en el número de proyectos adjudicados para el futuro”, expresó.
El vicerrector indicó que en este proceso de postulación además se observó que un importante número de profesores con experiencia lograron adjudicarse proyectos, lo que se sumó a la asesoría, análisis y retroalimentación que la Dirección de Investigación efectúa de los proyectos, previo a la postulación.
Molina puntualizó, que a pesar que el Fondecyt Regular es el instrumento más importante para los investigadores desde el punto de vista individual, existen otros fondos que son también muy importantes, en especial cuando se desarrolla trabajo multidisciplinario, como son las iniciativas Anillo, los Núcleo Milenio, que permiten dar cuenta de una investigación más compleja, y que como Vicerrectoría y Dirección de Investigación quieren también potenciar.

Áreas del conocimiento
En este concurso 2020, algunas de las áreas más destacadas por el número de proyectos adjudicados fueron la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales y el Instituto de Ciencias Biológicas, quienes lograron el 75% de sus postulaciones.
En específico, la primera logró la aceptación de cinco propuestas, el Instituto de Ciencias Biológicas alcanzó tres proyectos, mientras que el Instituto de Matemáticas y Física consiguió dos iniciativas adjudicadas. Mientras, con una propuesta adjudicada aparecen las Facultades de Ingeniería, Ciencias Agrarias, Ciencias de la Salud, la Escuela de Medicina y el Instituto de Química de Recursos Naturales. 
Entre los académicos beneficiados con fondos se encuentra el decano de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, Raúl Carnevali, quien se mostró contento por su proyecto que investiga mecanismos alternativos de solución de conflicto en materia penal. “Estoy abordando lo que es la justicia restaurativa que son instrumentos que permiten solucionar conflictos penales sin que se determine una pena o un castigo penal, entonces son procedimientos diversos que suponen no solo descongestión del sistema sino que materializan otras formas de resolver conflictos penales y que son las partes, justamente los involucrados los que lo resuelven, como puede ser a través de instrumentos de mediación y que busca fundamentalmente la reparación de la víctima”, explicó.
El decano destacó además el trabajo que desarrolla su Facultad. “No podemos estar, sino orgulloso del logro alcanzado porque por primera vez tenemos tantos proyectos adjudicados en Fondecyt. Eso pone en evidencia que estamos frente a una Facultad consolidada desde el punto de vista académico con un claustro de prestigio, que nos posiciona entre los mejores facultades de ciencias jurídicas y sociales”, argumentó.
Por su parte, la profesora Margarita Gutiérrez del Instituto de Química de Recursos Naturales manifestó que este proyecto es la continuidad de uno adjudicado hace unos años atrás. “Podré continuar con la investigación que desarrolló y mejorar los buenos resultados que obtuvimos en el primer proyecto”, manifestó.
La iniciativa de la académica es en el área de la química orgánica médica. “Sintetizaremos compuestos orgánicos para ser evaluados como potenciales fármacos para el mal de Alzheimer. Evaluaremos in vitro en laboratorio a través de diferentes sistemas, en especial, enzimáticos. Este es un proyecto de alta importancia social, considerando que esta enfermedad va en incremento tanto en Chile como en el mundo, más aun considerando que vivimos en un país que envejece rápidamente”, precisó.   
Con la tecnología de Blogger.