Header Ads

Senadora Rincón: “Gobierno no escucha a la clase media que lleva 4 meses sin ayuda”

Aseguró que las nuevas medidas, si bien son un avance,  dejan a mucha gente fuera de cualquier ayuda, por lo que insistió en que es necesario ayudar a través del retiro de fondos  “Desde marzo que venimos pidiendo apoyo para la clase media y nada. Sólo anuncios vacíos, pero bastó que avanzara la idea del retiro de fondos para que el Gobierno presente un nuevo plan que, sabemos, no va a mover la aguja”, dijo la parlamentaria
Como una muestra de que el Gobierno no escucha a la ciudadanía, calificó la Senadora por el Maule, Ximena Rincón el anuncio presidencial de bono clase media y créditos blandos, que busca frenar el proyecto de retiro de fondos previsionales que se tramita en el Congreso y que a su juicio es una medida con mejor cobertura que todas medidas que pretende implementar el ejecutivo.
“Presidente Piñera, quiero llamarlo a que deje sus dogmas de lado y escuche a la gente, déjela elegir. Nuestra clase media no quiere letra chica ni más deudas, quiere poder sobre sus fondos, por lo que lo llamo a no dejar que el Congreso decida soberanamente y que su hay transferencia directa del Estado, que sea complementaria al retiro del diez por ciento, porque la sola disminución de ingresos no puede determinar quién necesita o no ayuda”, dijo la senadora.
Agregó el Gobierno debe terminar con las presiones y la campaña del terror contra el retiro de fondos previsionales, que impulsó en marzo y que recién después de cuatro meses, tuvo una respuesta tardía e insuficiente.
“Hasta ahora, los anuncios para la clase media fueron vacíos, con tanta exigencia que una inmensa mayoría queda fuera.  Nunca escucharon, pero bastó que el proyecto de retiro de fondos avanzara para que mágicamente el Gobierno se diera cuenta que podía hacer algo y anunciara medidas sobre medidas”, aseguró la parlamentaria.
Agregó que es tal la magnitud de las necesidades que tiene la clase media producto de la pandemia y el estado de endeudamiento crónico que ésta tiene, que cuesta imaginar que con transferencias directas va a solucionarlo.
Para la legisladora, es necesario que el Gobierno deje de lado los dogmas y también la campaña del terror, pues si el retiro se hace bien no habrá ni descalabro ni un daño gigante a las pensiones, las que ya están en un nivel de miseria que significa hambre, “ahora, no mañana para muchas personas”. 

“El apoyo ciudadano para esta media es abrumador, porque a la gente siempre se la ha dicho que esa plata es suya y ahora que la necesita el Gobierno le cierra la puerta, porque los dolores de la clase media no solo la disminución de ingresos con que el gobierno decide quien recibe y quién, también es el aumento de gastos, es el pequeño negocio informal con que complementaba sueldo y que hoy no funciona.  Toda esa gente no califica para los beneficios del Gobierno y por eso pide el retiro de fondos”, concluyó.
Con la tecnología de Blogger.